TRANSPORTE COMUNITARIO, CUPOS Y FOTORRADARES SON TEMAS DE REFORMAS AL COIP.

13584852_1185807151463502_2330006005490960278_oQuito, miércoles 29 de junio de 2016. El Director Ejecutivo de la ANT. Michel Doumet, concurrió a la Comisión de Justicia y Estructura del Estado presidida por Mauro Andino,  a exponer su punto de vista sobre la  propuesta de Reformas al Código Orgánico Integral Penal, en materia de tránsito presentada por asambleístas Gilberto Guamangate y Rosa Elvira Muñoz, quienes busca viabilizar el transporte “Rural - Comunitario”.

Michel Doumet, considera que la propuesta no es viable, más aún cuando la ANT definió mediante resoluciones administrativas, la manera como se deben trasladar a las personas en lugares donde no existe un transporte formal, habiéndose socializado esta excepción de servicio con la Policía Nacional, buscando limitar las sanciones a los propietarios de los vehículos que prestan ese servicio.

Enfatizó que el objetivo es mejorar la seguridad y proteger la vida de las personas, buscando evitar casos como el ocurrido en la población del Chaco, provincia de Napo, donde fallecieron 9 niños al caer una camioneta del puente sobre el río Oyacachi.

Explicó que de forma conjunta se está trabajando con los GADs, realizando un censo para establecer el número de vehículos, condiciones técnicas y las necesidades de la población en este ámbito,; así como,  la predisposición para agilitar los trámites que permitan que los propietarios de estos vehículo puedan incorporarse operadoras que cuenta con títulos habilitantes o de ser el caso puedan formar unas nuevas.

De su lado la asambleísta Lorena Bravo,  ex directora de la ANT, manifestó que se han regularizado a  las camionetas doble cabina para que presten el servicio como transporte rural, con seguridad y protección a la integridad de los ciudadanos. La reforma planteada sería un retroceso la objetivo propuesto de seguir bajando los índices de accidentes de tránsito, que ha sido posible gracias al Código Integral Penal y a la Ley de Tránsito.

“Existe una necesidad de quienes habitan en los sectores rurales para movilizarse. Por tanto se ha considerado la realización de un censo, en estas zonas, para determinar dichas necesidades y dar una solución inmediata a través de la ANT, por ser el ente de control, regulación y planificación del Transporte Terrestre Tránsito y Seguridad Vial, precisamente para garantizar la vida de los ecuatorianos. “Usuarios más seguros, en vehículos más seguros”, dijo. Es necesario que se mantengan las sanciones para no permitir que con fines de lucro se haga de la transportación de pasajeros en los baldes de las camionetas un negocio, poniendo en riesgo todo el trabajo que se ha hecho por parte de la ANT en materia de seguridad vial”. Finalizó.

Luis Fernando Torres, asambleísta por Tungurahua, pidió al Director de la ANT mostrar las  estadísticas sobre las sanciones impuestas a conductores de camionetas y camioncitos por transportar pasajeros donde normalmente no existe el servicio de buses.

Respecto a los fotoradares y fotomultas, en ciudades como Ambato, Loja, dijo que se ha convertido en un verdadero escándalo. El 2015 según la Contraloría, en Ambato se recaudaron $17 millones de dólares por multas a conductores por sobrepasar los límites de velocidad, de los cuales 11 millones fueron para la concesionaria privada, mientras que al Cabildo apenas recibió $ 6 millones. Esto evidencia que en el País se está haciendo un gran negocio privado a costa de las multas, enfatizó Torres.

Sobre este tema el Director de la ANT, dijo que es obligación de los GADs homologar los equipos y calibrarlos cada dos o tres meses, a fin de que las sanciones que se impongan por sobrepasar los límites de velocidad sea las que determina la Ley.

 

Los comentarios están cerrados.