De Cooperativas a Compañias: “El gran cambio de FENACOTIP”

Presidente-Miguel Anchundia (2)

Sr. Miguel Anchundia, Gerente de la FENACOTIP

El Gerente de la federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros, FENACOTIP, Miguel Anchundia Tello, manifestó que la propuesta de transformación es de iniciativa del gobierno del Presidente Rafael Correa; pero que el país no está preparado para asumir esa responsabilidad.
“Nosotros tenemos un gran problema frente a las propuestas de convertir las cooperativas en compañías de transporte. En primer lugar porque los carros no son de los socios, debido a que hay un capital invertido y se tiene que pagar a las financieras. Y primero hay que transformar ciertas leyes”, sostiene.
En Ecuador hay que trabajar mucho para lograr ese cambio, y; mientras la fijación de una tarifa dependa de una decisión política, nunca lo vamos a lograr, dijo. “Tendríamos que cambiar todo el sistema para entrar a la nueva modalidad”.
Como cooperativas no se paga el anticipo del IR (Impuesto a la Renta), pero la compañía si tiene que hacerlo. Entonces, cuando la compañía asume esa responsabilidad el capital es inmenso y sabrá usted ¡cuánto es el impuesto que se tiene que pagar!
En países como México no hay problema con las autoridades de tránsito, porque al crearse las compañías también se otorgaron compromisos en cuanto el manejo de los corredores y son las empresas las que fijan las tarifas de los pasajes de acuerdo a los costos de operación.
Según Anchundia, Colombia ha prosperado mucho en materia de tránsito, hemos visitado empresas; pero consideramos que México es un modelo a seguir, afirma.
En el caso ecuatoriano la realidad es distinta. Primero las autoridades de tránsito, el ANT y el MTOP, deben tener clara la diferencia entre lo que es una cooperativa y una compañía.

SALVAGUARDIAS
Miguel Anchundia, observa que la imposición del sistema de salvaguardias arancelarias, afectó mucho a la transportación en cuanto a la importación de nuevas unidades. Un carro de la marca Yutón que venía del exterior exonerado de aranceles tenía un costo de $110 mil dólares, con las salvaguardias aumento su valor en un 45%. Esto redujo la importación y se dio apertura a que los carroceros ecuatorianos cubran aquella demanda.
Bien por la industria local, afirma nustro entrevistado, pero hay la desconfianza en algunas operadoras porque las carrocerías que se fabrican en el país, no reúnen las mismas especificaciones técnicas que las importadas.

CAJA COMÚN
La caja común, es un esquema muy beneficioso para la transportación, pero tienen que ponerse de acuerdo todas las operadoras. “Nosotros siempre hemos dicho que las cooperativas que hacen el servicio directo son las que deben tener el control de la caja común”.
En la caja común se quiere que la unidad que pertenece al socio ya no sea de él, sino de la cooperativa.
“Y así no tengan que llamarme si el carro se dañó o tuvo un accidente, sino que la cooperativa asuma esa responsabilidad con sus talleres de reparación, abogados para temas legales, etc. Y cuando hay un accidente perdemos todos”.
Con la caja común tenemos el registro de todos los ingresos de los vehículos por boletajes y el respaldo de sus ingresos. Resultado final: la utilidad y de acuerdo a ese rubro se reparte de forma equitativa a todos los socios.
Así la cooperativa crece y asume todas las obligaciones que antes tenía el socio, comprar en grandes volúmenes los insumos para entregárselos a cada uno y no importaría si un carro anda vacio y el otro lleno, porque todos los ingresos se repartirían por igual. “Y solo tengo que revisar el informe económico para saber cuánto me corresponde”.
Esa es la caja común que el gobierno quiere y que asegura que funcionaría dentro de los márgenes de la empresa. “Nosotros creemos que funcionaría mejor que el actual sistema de cooperativas. Sin embargo, la última palabra la tienen las dirigencias.

 

Los comentarios están cerrados.