Ambato apela a la caja común, y en Cuenca choferes tendrán subsidio

El Cabildo de Ambato planea evitar los recorridos de buses por el centro a fin de evitar congestionamientos. El Cabildo de Ambato planea evitar los recorridos de buses por el centro a fin de evitar congestionamientos.

El Cabildo de Ambato planea evitar los recorridos de buses por el centro a fin de evitar congestionamientos.

Los municipios de las capitales provinciales de Tungurahua y Azuay definen sus estrategias con el fin de mejorar el servicio de transporte a los ciudadanos.

Las municipalidades de Cuenca y Ambato reforzarán el acceso masivo y seguro de los usuarios a los servicios de transporte público.

En la capital azuaya, el Cabildo desembolsará $ 600 mensuales por cada bus, a los transportistas urbanos, como compensación por el cobro de la media tarifa (niños, tercera edad y personas con discapacidades). El total a conceder sería de $ 285 mil por los 475 buses.

De ese monto, $ 150 mil saldrán de la Empresa Municipal de Movilidad (EMOV) y la diferencia del Municipio. “Es el mismo valor que otorgaba el Gobierno Central, pero ahora saldrá del Ayuntamiento”, dijo Alfredo Aguilar, de la empresa municipal.

La bonificación será entregada con efecto retroactivo, desde octubre de 2015, lo que sumaría, incluyendo este mes, la cantidad de $1’140.000. Según Aguilar, esperan que desde el próximo mes se comiencen a realizar las transferencias a la Cámara de Transporte.

Wilmer Bravo, presidente de ese gremio, señaló que no conocen oficialmente la cantidad a recibir; sin embargo, aseguró que hay un preacuerdo para que sea igual o superior al que entregaba el Gobierno. “No se podría hablar de una cantidad menor y si el alcalde nos da a conocer que ese es el monto ($600), nosotros tendríamos que obviamente aceptar en última instancia”, aseguró el dirigente.

Los transportistas accederán a esta compensación hasta que se haya definido una tarifa integral de transporte (buses y tranvía), lo cual sería entre julio o agosto.

El gerente de la EMOV acotó que una de las condiciones establecidas para otorgar la compensación fue la renovación de las unidades.

Empero, con el monto a recibir, según el dirigente de los transportistas, tendrán liquidez para poder cambiar al menos en un 5 o 10% de la flota de buses. “Renovar el total de unidades sería imposible si es que no existe una nueva tarifa”, puntualizó.

Rige la caja común
En la capital tungurahuense, el proyecto para regular las rutas y frecuencias del transporte urbano empezó la semana anterior con la aplicación de este mecanismo.

El plan contempla integrar a 5 cooperativas de servicio urbano que abarcan a 393 buses, los cuales cuentan con un Sistema de Posicionamiento Global (GPS), para el conteo satelital de pasajeros.

Según Édward Gaibor, director de Tránsito, Transporte y Movilidad de la Municipalidad, la primera fase para implementar la caja común empezó con el acercamiento a los choferes y la distribución de rutas a las cooperativas Jerpazsol, Unión Ambateña, Tungurahua, vía Flores y Libertadores. “Los transportistas deberán respetar las paradas y el carril exclusivo vigente”, dijo Gaibor.

Los usuarios tienen que estar atentos a los cambios de rutas que se aplicarán. “El servicio se complementará con 5 paradas nuevas, las cuales estarán listas antes de la fiesta mayor ambateña. Nos interesa que el transporte masivo sea de calidad y con seguridad”, aseguró el alcalde, Luis Amoroso.

Los ciudadanos, expresó, pagarán aún en efectivo, pero en abril se harán las pruebas con monedas o tarjetas magnéticas. Este mes todos los buses deberán contar con los equipos de conteo de pasajeros. (I Fuente el telégrafo)

Los comentarios están cerrados.